abril 20, 2012

18 Tercera juventud

Un hombre viejo camina por un centro comercial con un abrigo largo y un sombrero. Pasa junto a una madre y una hija que se sonríen. El trasiego de gente es el propio de la última hora de la tarde, previa al cierre. El hombre se sienta a la pequeña mesa metálica de una cafetería.


- Ya estamos cerrando, caballero - le dice el camarero.


El camarero recoge sillas de la plaza del centro comercial. La gente circular distraida por la plaza, y por los pasillos de los pisos superiores del edificio, que dan a la plaza. Una pequeña fuente comienza a funcionar. Un hombre delgado se acerca al señor del sombrero.


- Me ha costado dar contigo, pero si colaboras, como sé que harás, habrá merecido la pena -.


Fael se acerca un poco más al hombre sentado. Andrés se levanta rápido y con un movimiento certero clava su daga en el costado de Fael.


- Creo que me confunde con otro, pequeño - le dice Andrés.


Fael le mira con una expresión de rabia, y su cuerpo se desvanece. Fael salta en una señora de la limpieza, y mira a Andrés en frente suya que retira el cuchillo del cuerpo del hombre. En el centro comercial estalla el caos, todos rompen a correr en todas direcciones. Paul aparece corriendo por detrás de la limpiadora y le sesga el cuello.


- Perdone la suciedad, señora - dice Paul.


El camarero sale corriendo del bar enfadado y embiste a Andrés, que cae al suelo. Fael lanza una estocada contra Andrés con un cuchillo de cocina y este rueda por el suelo, y se incorpora. Fael le da un corte en el brazo y Andrés contra ataca. Los dos lanzan y esquivan estocadas cerca de la fuente. Paul se suma a la lucha. Andrés esquiva un golpe alto y agachado alarga el brazo para acertar en el cuerpo del camarero, que se desploma.


Los gritos de una niña escondida bajo un banco cesan de golpe, y la niña corre hacia el camarero muerto, se desliza por el suelo, coge su cuchillo y le asesta un golpe a Paul en la pierna. Este cae hacia la fuente, trastabillando, y Andrés vuelve a intercambiar golpes con Fael, esta vez con mayor precaución por la nueva altura de su adversario. Con fuertes estoques Andrés logra doblegarle contra el suelo.


- Sois unos inútiles - dice Fael - no me podéis seguir siempre -.


- Ni tu puedes saltar siempre - le dice Andrés -, ya te estás cansando - y le clava el puñal.


Cerca de la fuente un hombre que corre huyendo varía ligeramente su dirección, y Paul le corta con rapidez el cuello. Acto seguido una joven salta desde el primer piso encima de Andrés, quien la esquiva al tiempo que le asesta un corte.


Una mujer sale de un baño con una barra metálica y asesta golpes a Andrés que los reduce con su arma. Un golpe hábil de Fael desarma a Andrés, golpeándole en el estómago. Paul lanza su cuchillo, que acierta en el pecho de la mujer. Esta cae al suelo lentamente.


El centro comercial está en silencio, y vacío, tan solo con Paul y Fael, y los cuerpos muertos en el suelo. Los dos miran a todos lados, buscando el brillo en los ojos del nuevo cuerpo de Fael. Pero nada se mueve ni en la plaza, ni en los pisos superiores. Nada.


Un grupo de policías corren hacia la plaza. Paul y Fael huyen hacia el exterior del centro comercial por la zona de terrazas.


- Mira, aquella moto - dice Andrés señalando a un joven que se aleja por la carretera que lleva a las afueras.


- Huye, no lo perdamos -.


- Si huye, ya está perdido -.


Andrés y Paul corren por el tejado de uno de los aparcamientos.

No hay comentarios: