marzo 22, 2013

No soy yo el malo

- ¿Cree que yo no sé jugar a este juego, que nací ayer, me toma por un ratero...? -

- Le tomo por un criminal, me da igual el calificativo -.

- Llámeme como quiera, pero yo no tengo nada que ver con... -

- ¿Me estás diciendo, Sergio Layo, que no tenías un arma, que no disparabas, que...? -

- Me estaba defendiendo, no es... -

- ¿Que no estabas reunido con dos importantes capos de la mafia, entre ellos tu padre, que no provocasteis una explosión, que...? -

- Le digo que no. Le digo que no. Sí estábamos reunidos, y mi abogado le podrá explicar lo legal que es una reunión informal entre viejos conocidos. Pero no provocamos ninguna explosión -.

- Sin embargo es curioso como Viktor le Monma, si se confirma su identidad, ha resultado muerto como tú también afirmas, mientras tú estás aquí contándome tonterías que, como comprenderás, no sirven de nada -.

- Escúcheme un momento. Ayer hubo un tiroteo en el Barrio de los trenes y murió una niña pequeña, seguro que tiene constancia de ello. El padre cree que hemos sido nosotros y está buscando venganza por su propia mano. ¡Él es el culpable, él hizo estallar todo! Tanto si me cree como si no, si le encuentra, verá como todo le cuadra. A él es al que tiene que detener -.

- Podría cuadrarme, Sergio. Pero tú no te vas de aquí hasta que no lo aclaremos todo, y presiento que ni siquiera, aún siendo como tu dices, vamos a encontrar nada bueno ni de lo que dices, ni de ti -.

No hay comentarios: