abril 17, 2015

13 Borrado

- Papá se equivoca -.

- Lo hace para protegernos -.

- Se equivoca, y punto -.

- No sé -.

- ¿No te das cuenta? ¿Qué pasa si se convierte en uno de ellos y vuelve a casa e intenta que nosotros también lo seamos? -

- Papá no haría eso nunca -.

- Y tú qué sabes. Acaso no son todos los suplantados así, y ni lo notas -.

Zariel borraba anotaciones a lápiz en el libro del colegio de Alicia, mientras esta, sentada, le miraba.

El cuarto estaba limpio y ordenado, pero lleno de elementos disonantes, incluso algunas cosas cogidas de la calle. En una esquina había un terrario, vacío. Las persianas y las cortinas estaban cerradas pese a ser de día. La puerta estaba abierta, y se veía un pestillo en esta, por fuera.

- Padre debería explicarnos cómo es su plan y las rutas para conseguir alimentos por si le pasa algo sepamos encontrar comida -.

En la casa no se oía nada, un silencio roto solo por el roce de la goma de borrar sobre el libro con los movimientos repetitivos y enérgicos de Zariel. En una de sus envestidas arrugó una hoja y, pasando la mano con fuerza, intentaba plancharla para enmendarlo.

- ¡Mierda! -

- Pero. Zariel. ¿Tú crees que es verdad? -

- El qué -.

- Lo del plan y que todo el mundo ya no es todo el mundo… -

- ¿Qué dices Alicia? -

- Nada, solo que… -

- No vuelvas a repetir eso. No quiero oírte otra vez. ¡No! -

- Vale, vale. Lo siento -.

- No. Tienes que entenderlo. Puede ser peligroso. No se trata de que te lo creas, es la verdad. Estamos rodeados por ellos. ¿lo entiendes? Por eso necesitamos tener el plan de papá -.

No hay comentarios: