mayo 15, 2015

17 Humanos


- ¿Y qué te ha dicho? -

- Nada, se quedó callado y no dijo nada -.

- Valiente estúpido -.

- Se creen muy valientes pero se rallan como niños chicos -.

- ¿Alguien vio ayer la final? -

- Qué va, estuve con deberes hasta esta mañana -.

- Yo también -.

- Yo la vi -.

- ¿Quién ganó? -

- José Rú -.

- ¡Qué dices, si canta fatal! -

- Pero está buenísimo. Qué te crees ¿que ganan por la voz? -

- Ya, bueno, no es solo eso -.

- A mi me encanta, no es solo cantar, es saber estar, ser mejor persona que tus compañeros -.

- Vaya tontería -.

- Yo muero con José Rú, ¿no has oído la canción que cantó? -

- ¿Alguien viene al cine esta tarde? -

- ¿Qué es eso? -

El grupo de chicas conversaba en su vestuario mientras se cambiaban. Una de ellas señalaba hacia la ventana y las demás se giraron para observar.

Zariel repasaba el cuerpo de Lara buscando alguna marca que le indicase su falta de humanidad, pero no encontraba nada, aunque tampoco podía comprobarlo todo. Tampoco veía nada en las demás, aunque no era de su incumbencia, tan solo necesitaba asegurarse de que podía contar con Lara para su nuevo plan.

Estaba tumbado boca abajo entre los arbustos, estirado y mirando por la ventana.

- ¡¿Quién eres?! -

Zariel cayó en la cuenta de que había sido descubierto, y se escabulló de su posición a rastras, rozándose con los arbustos que rasgaban su piel, haciéndole pequeñas heridas. Mientras en el vestuario el grupo de niñas gritaba y le insultaban, y corrían para avisar a la profesora sobre el intruso de la ventana.

No hay comentarios: