septiembre 18, 2016

Tan solo siete letras....

Cuenta la leyenda, compruébalo si no me crees, que existió una vez una ardilla, inteligente y sabia, decidida y audaz, pero sobre todo muy trabajadora, capaz de embarcarse en mil tareas a la vez, y llevarlas para adelante.

Era famosa en todo el reino animal: todos querían descubrir cuál era el secreto para llevar a cabo tantas tareas con éxito, y no desfallecer en el intento.

- ¿Qué te da tiempo a hacer en todo un día? - le preguntaba una musaraña reportera, buscando desvelar su secreto.

- Arboreo en busca de comida, leo en casa sobre hojas y frutas, escojo los mejores bosques para
guardar todo lo que encuentro. Respeto el bosque y en mi ir y venir, intento no maltratarlo.
Además ayudo a los nuevos brotes a crecer.... -

- Y, ¿cuál es tu secreto para hacer tantas cosas en un solo día, y ayudar a tanta gente, y lograr tantas metas, y....? -

- ¡Pero si ya te lo he dicho! - respondía la ardilla, mientras le sonreía.

La musaraña le miraba extrañada. Y la ardilla volvía a contarle su secreto:

- Alimentación, eso es fundamental para el día a día. Las labores, bien repartidas. El espíritu, siempre positivo. Guíate por alguien que te inspire, para cada momento. Repetir siempre lo que está mal. Imaginación, fundamental. Andar, aunque te caigas.... -

La musaraña le miraba, pensativa, mientras descubría poco a poco que la Ardilla le quería decir algo más de lo que le estaba diciendo: ahí debía estar su secreto. - ¡Cuéntame más! -, le pidió.

- Amiga: lucha, espera, grita, respira, imagina, ama.... -

Y entonces la musaraña abrió ampliamente los ojos, y respondió:

- Ahora entiendo tu secreto para conseguir todos
  los propósitos que te propongas.
  Es además un consejo fabuloso que pienso
  guardar como un tesoro.
  Recordaré nuestro encuentro siempre. Ya puedo
  ir gritando que ahora mi vida será más feliz.
  Adiós -.

Y ambas reían, porque cuando se descubre un secreto tan bonito, no se puede hacer otra cosa, mas que sonreír....

No hay comentarios: